Nov 27

Tránsito de Mercurio observado en Cerro Tololo — IOTW1948

Imagen del tránsito con un giro de ida (¡y regreso!)

Release Images
Thumbnail for A release image
Image sequence of the Mercury transit on 11 November 2019.
Credit: NSF’s National Optical-Infrared Astronomy Research Laboratory
1200 x 872 jpg
2068 x 1502 tiff

Aproximadamente, un total de 13 veces por siglo es posible ver el paso fugaz de Mercurio frente al Sol, en un evento que los astrónomos llaman tránsito. El más reciente de este tipo de fenómenos ocurrió el 11 de noviembre de este año.

En la oportunidad, equipos del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo (CTIO), en Chile, y el Observatorio Nacional Kitt Peak (KPNO) developed observing plans in an effort to recreate an experiment to calculate the Earth-Sun distance. CTIO’s Daniel Munizaga obtained this image of the transit with a 6-inch Celestron Nexstar telescope and a Nikon D750 camera by taking images every five minutes. While the path of Mercury across the Sun in fact traced a straight line, in this image the path appears to loop backwards due to an effect called field rotation as the telescope and camera track across the sky. 

Por su parte, otro de lo miembros del equipo de CTIO, Juan Seguel, estuvo fotografiando el tránsito de Mercurio desde Cerro Tololo, junto con estudiantes de la Universidad de La Serena, para lo cual utilizaron un telescopio Nexstar de 11 pulgadas y una cámara ZWO 1600MM-Pro, equipada con un sistema Fastar. De forma simultánea, Rob Sparks, en los Estados Unidos, dirigió a un equipo de estudiantes de la Escuela Preparatoria y de Liderazgo Ha:san (sic) para obtener imágenes del tránsito desde Kitt Peak, Arizona, con un telescopio Nexstar de 8 pulgadas y una cámara Canon 6d. Lamentablemente, Kitt Peak estuvo nublado ese día y solo fue posible visualizar parte del tránsito.

El objetivo de tener dos equipos tan distanciados obteniendo imágenes del tránsito, obedeció a la idea de recrear la medición histórica de la distancia entre la Tierra y el Sol. Gracias a este método, Mercurio aparece en posiciones ligeramente diferentes sobre el Sol, debido al paralaje. Luego, midiendo cuidadosamente la diferencia en la posición de Mercurio y sabiendo qué tan separados estaban los observadores, se puede calcular la distancia al Sol.

Los equipos no tendrán otra oportunidad para intentar esta observación hasta el próximo tránsito de Mercurio el 14 de noviembre de 2032.

es_CLSpanish
en_USEnglish es_CLSpanish