montage of AURA observatories in Chile and Arizona, Cerro Tololo and Kitt Peak

Telescopio Víctor Blanco de 4 metros en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, Chile (a la izquierda) y el Telescopio Mayall de 4 metros en el Observatorio Nacional de Kitt Peak en Arizona (a la derecha). Crédito imagen: NOAO/NSF/AURA

El establecimiento del Observatorio Nacional de Astronomía Óptica de la NSF, en 1984, consolidó bajo un solo Director a todos los observatorios terrestres gestionados en ese entonces por la Asociación de Universidades para la Investigación Astronómica (AURA), incluyendo el Observatorio Nacional de Kitt Peak (KPNO, cuya locación con la nación Tohono O’odham se firmó en 1958) y el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo (CTIO, cuyo sitio de emplazamiento se seleccionó en 1962). 

Durante sus 35 años de historia como centro nacional de investigación y desarrollo de EE.UU para astronomía terrestre óptica e infrarroja, la misión de NOAO ha sido desarrollar capacidades de investigación de primer orden, para permitir a la comunidad de astrónomos profesionales llevar a cabo investigaciones científicas de vanguardia. Las investigaciones realizadas con instalaciones de NOAO han derivado en importantes descubrimientos y exploraciones científicas, que incluyen: 

  • Curvas planas de rotación de galaxias y la existencia de la materia oscura (década 1970).
  • El primer lente gravitacional (1979). 
  • Expansión acelerada del Universo y la existencia de la energía oscura (1998). 
  • Galaxias enanas compañeras e historia de fusión en la Vía Láctea (en curso);
  • Planetas enanos en el Sistema Solar exterior (en curso). 
  • Censo y exploración de los vecinos más cercanos al Sol (en curso).

Con el fin de concretar estos y futuros descubrimientos, NOAO ha creado continuamente nuevas oportunidades para explorar el Universo, avanzando en la forma en que los astrónomos recopilan e interactúan con los datos. Desde 1984,

  • Se han creado nuevos telescopios para la comunidad, incluyendo: el Telescopio WIYN en KPNO (primera luz en 1994) y el Telescopio SOAR en CTIO (primeras observaciones en 2005), ambos desarrollados en asociación con consorcios de universidades; los dos telescopios Gemini (primeras observaciones de la comunidad en 2001), desarrollados a través de una asociación internacional; y el Large Synoptic Survey Telescope (LSST; cuyas primeras observaciones se prevén en 2022), una asociación público-privada que involucra un consorcio institucional y una colaboración inter-institucional entre NSF y el Departamento de Energía.
  • NOAO lideró la creación de software para el procesamiento y análisis de datos electrónicos (por ejemplo, la Instalación de Análisis y Reducción de Imágenes; IRAF – primer lanzamiento en 1986). Así como los CCD cambiaron la forma de recopilar datos para los astrónomos, IRAF cambió el modo de reducción y análisis de datos. 
  • El desarrollo de detectores infrarrojos en NOAO abrió el campo de las imágenes y espectroscopía infrarroja para la comunidad de astrónomos.
  • El reconocimiento temprano del potencial científico de los grandes sondeos llevó a NOAO a demostrar su viabilidad (con el sondeo NOAO Deep Wide-field Survey, que comenzó en 1995), y a desplegar detectores de imagen cada vez más potentes (por ejemplo, la Dark Energy Camera, puesta en funcionamiento en 2012, con el apoyo de NSF y DOE), canales de reducción de datos que producen conjuntos de datos preparados para las ciencias, y oportunidades para sondeos dirigidos por la comunidad. 
  • El apoyo a largo plazo de NOAO de la espectroscopía multiplexada masiva, otra frontera de descubrimientos, ha conducido al experimento Dark Energy Spectroscopic Instrument (DESI) que actualmente está en etapa de instalación y puesta en funcionamiento en el Telescopio Kitt Peak Mayall, a través de una colaboración internacional liderada por Lawrence Berkeley National Lab.
  • Para cumplir con el desafío de los sondeos masivos, tales como el LSST, NOAO ha desarrollado software que permite analizar grandes conjuntos de datos (por ejemplo, el Laboratorio de Datos de NOAO) y tamizar a través del cielo cambiante para encontrar objetos inusuales que varían con el tiempo (por ejemplo, NOAO ANTARES, el sistema Arizona-NOAO Temporal Analysis and Response to Events), como también sistemas para permitir estudios de seguimiento eficiente de objetos que varían con el tiempo (por ejemplo, AEON, siglas de la Red de Observatorios de Eventos Astronómicos de SOAR). 
  • En colaboración con la asociación NASA-NSF para investigación de exoplanetas NN-EXPLORE, NOAO está a punto de instalar en el Telescopio WIYN de Kitt Peak, un espectrómetro de velocidad radial de precisión extrema de última generación para detectar y caracterizar otros mundos.

En parte como resultado de estos avances, la astronomía actualmente es más diversa que nunca, sus caminos hacia el descubrimiento se extienden a través de proyectos, instalaciones y equipos grandes y pequeños. Los descubrimientos futuros serán impulsados por grandes instalaciones de sondeo, como el LSST, que entregarán conjuntos de datos masivos listos para analizar, así como investigaciones tradicionales realizadas por individuos y grupos motivados por la curiosidad, que lleven a cabo programas observación de su propio diseño.

Para satisfacer las diversas necesidades de su comunidad, NOAO ahora se integra con el Observatorio Gemini y las operaciones del LSST, incubados en asociación con NOAO, para crear el laboratorio nacional de astronomía. El nuevo laboratorio está bien posicionado para apoyar la aventura multifacética que representa la astronomía terrestre óptica-infrarroja en la próxima década. 

Si bien el nombre de la organización NOAO se retirará como parte de la transición, la misión y actividades de NOAO continuarán sin interrupciones, a través de KPNO; CTIO y del Community Science and Data Center (CSDC, que incluye todos los datos de NOAO, la coordinación de la comunidad, planificación de la comunidad y actividades de asignación de tiempo).

La Directora de KPNO y CTIO, Lori Allen, declaró: “Con la transición a nuestra nueva organización, podremos apoyar los diversos modos para realizar descubrimientos en el futuro. También podremos coordinar la planificación estratégica dentro del amplio conjunto de instalaciones y servicios de laboratorio para permitir el liderazgo continuo de la comunidad estadounidense en astronomía.”

El Director de CSDC, Adam Bolton, considera: “Este nuevo laboratorio nacional de astronomía también brinda una gran oportunidad para coordinar los archivos de datos y los sistemas de análisis de datos que son fundamentales para aprovechar todo el potencial científico de nuestros observatorios.”